Familiares del bebé Adán Alexander Jiménez, denunciaron este martes la mala práctica que tuvieron el personal del hospital Antonio Yapor Heded tras aplicarle dos veces la misma vacuna.

Con apenas un mes y doce días de nacido, el infante sufrió una sobredosis de la primera vacuna que le tocaba.

El padre del bebé, Anety Jiménez, expresó que su pequeñuelo estaba en perfecto estado de salud cuando la pediatra le autorizó ponerle la primera vacuna para evitar diferentes enfermedades en el hospital Antonio Yapor Heded de Nagua.

Jiménez reveló que cuando el personal del hospital le aplicó la vacuna, la aguja se le salió y pensaron que el líquido había caído fuera, donde procedieron aplicársela nuevamente, lo que según el padre le provocó la muerte a su hijo.

El abuelo del infante, Cacildo Jiménez, manifestó que los que pasó con su nieto es un caso muy triste, y aseguró que a ese hospital de Nagua, le llaman el matadero.

Dijo que el director tiene que poner atención y poner personal calificado para atender las personas que van al hospital Antonio Yapor Heded, a buscar servicios de salud.