El representante demócrata David Cicilline del gobierno de Estados Unidos presentó la semana pasada un nuevo paquete antimonopolio con leyes que podrían cambiar las cosas para siempre para las grandes tecnológicas.

Si se aprueba, se pondrán en práctica ideas radicales, como no permitir que Apple instale ninguna de sus aplicaciones de forma predeterminada en sus teléfonos.

Según Bloomberg, el demócrata quiere “una propuesta que prohíba a las plataformas tecnológicas dar una ventaja a sus propios productos sobre los de la competencia”. Esto significaría por ejemplo “que Apple no puede enviar los dispositivos con aplicaciones preinstaladas en su sistema operativo iOS”.

David Cicilline señala que esto también se aplicaría a otras empresas, no solo a Apple. Por ejemplo, Amazon con su servicio Prime «pone en desventaja a algunos vendedores que confían en la plataforma de comercio electrónico». La idea detrás de esto es que las grandes tecnologías no pueden usar su posición dominante para priorizar sus productos.

El paquete de leyes antimonopolio ahora debe ser aprobado por el Congreso para que entre en vigencia. Es parte de un proyecto bipartidista en Estados Unidos que tiene como objetivo regular las grandes empresas tecnológicas.

Fuente: Bloomberg