Antes de dejar la Casa Blanca, el presidente Donald Trump firmó un memorando que aplaza durante 18 meses la deportación de cualquier venezolano que se encuentre en EE.UU. a fecha de 20 de enero de 2021, con algunas excepciones.