El Vaticano publicó una nota aclaratoria para recordar que la Iglesia católica no puede impartir su bendición a las uniones de personas del mismo genero, después de que en algunos ambientes eclesiásticos hayan surgido dudas sobre este tema.

“No es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis S3XU4L fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta, por sí misma, a la transmisión de la vida), como es el caso de las uniones entre personas del mismo s3x0”, escribe la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Con un “Responsum ad dubium”, es decir una respuesta a una duda, aprobada por el papa Francisco, el ex Santo Oficio respondió negativamente a la pregunta que se hacían muchos sacerdotes: ¿la Iglesia dispone del poder para impartir la bendición a uniones de personas del mismo s3x0?.

La respuesta se debe a que en “algunos ambientes eclesiásticos se están difundiendo proyectos y propuestas de bendiciones para uniones de personas del mismo s3x0” y que “estos proyectos están motivados por una sincera voluntad de acogida y de acompañamiento de las personas H0M0S3XUALES, a las cuales se proponen caminos de crecimiento en la fe” pero que no pueden convertirse en bendiciones, se indica en la nota.