Azua.– Con gran dolor y mucha impotencia amigos y familiares están siendo velados en una misma residencia los tres miembros de una misma familia, a quien un individuo identificado como Rubén Darío Jiménez, les quitó la vida en un hecho sucedido en Brisas del Edén, Santo Domingo Este.

Miembros de la familia culpan al Ministerio Público de no haber actuado contra el agresor cuando su pareja denunció que la agredía físicamente y la amenazaba con quitarle la vida a ella y a toda su familia.

Una tía y prima de uno de los fallecidos identificadas como Adelfa Vicente y Cándida Cruz, en especifico de Leydy Esterlin Vicente Sánchez, criticaron que la fiscalía de la zona haya supuestamente establecido un acuerdo entre las partes a pesar de que esta había manifestado que tenía por su vida y el mismo día del acuerdo su verdugo amenazó con quitarles la vida a todos.

“Ella me decía, tía yo temo por mi vida. Yo tengo la nota de voz en mi celular, cuando ella me dice yo quiero que lo arresten, yo temo por mi vida, y mira lo que hizo”, dijo Orfelina Vicente. “A ella la dejaron prácticamente desprotegida y a él libre”, lamentó Cándida al expresar que el agresor tiene influencias.

Las féminas también dijeron que la relación entre Rubén Darío y Leyda era totalmente traumática y que la familia vivía a la expectativa de que pudiera ocurrir algún hecho violento.

En el Hospital Doctor Darío Contreras permanece ingresada Orly Vicente Sánchez, quien tiene una herida de bala en la cabeza. Los médicos que la atiende dice que su condición es estable hasta el momento. En la calle 7 del sector Brisas del Edén, en Mendoza, donde ocurrió el suceso, el ambiente era desolador la mañana de este martes.

Los cadáveres serán sepultados en el municipio Las Yayas de Viajama, Azua, de donde es oriunda la familia.