El Ministerio de Interior y Policía (MIP) informó que a partir de este Viernes Santo y hasta el Domingo de Resurrección solo se permitirá a los comercios vender bebidas alcohólicas para llevar, tal como lo dispone el decreto 171-21 del presidente Luis Abinader.

La información fue dada a conocer por el director del Programa de Control de Bebidas Alcohólicas (COBA), José Payano, quien explicó que durante esos tres días se prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas en lugares y establecimientos públicos y privados de uso público, como parques, playas, restaurantes, colmados y bares.

De igual forma, se prohíbe la venta de tales productos con el propósito de ser consumidos en dichos espacios.

“Cualquier establecimiento podrá vender bebidas alcohólicas durante estos días, siempre que las mismas sean para llevar o para ser entregadas a domicilio”, precisó el funcionario.

“Los establecimientos que incumplan las medidas serán sancionados con varios días de clausura total. Además, la violación también puede implicar sanciones financieras que van de uno a diez salarios mínimos”, resaltó Payano.