Los familiares de Joel Díaz, ultimado junto a su esposa Elisa Muñoz a manos de agentes de la Policía Nacional, dijeron que tienen a sus abogados para buscar justicia por lo sucedido.

“Los abogados nos representarán en el proceso legal porque pedimos que se haga verdadera justicia y que caigan todos los culpables, el grupito ese de delincuentes y los jefes de ellos”, expresó Cristina Díaz, tía del joven fallecido.

El viernes se informó que el conocimiento de las medidas de coerción de los policías implicados en el hecho se hará el próximo miércoles en el municipio Villa Altagracia.

El Ministerio Público está solicitándoles un año de prisión preventiva y que el caso sea declarado complejo.

Elisa Muñoz y Joel Díaz murieron en un hecho que la Policía Nacional calificó como “una confusión” por parte de varios de sus miembros, quienes supuestamente estaban a la espera de los ocupantes de un vehículo similar al que se desplazaba la pareja. Dijo que se trataba de un grupo de delincuentes que huía tras un asalto cometido en Bonao.

El presidente Luis Abinader anunció el pasado miércoles, en una rueda de prensa, que ordenó la cancelación de los agentes involucrados en el hecho. Son estos el segundo teniente Victorino Reyes Navarro, el sargento Domingo Perdomo Reyes, los cabos Norkys Rodríguez Jiménez y Ángel de los Santos, los rasos Anthony Castro Pérez y Juan Manuel Ogando Solís.

El mandatario dijo que dio garantías a los padres de la joven Elisa Muñoz de su compromiso con la transformación y depuración de la Policía Nacional.