Estados Unidos.- La vicepresidenta electa Kamala Harris presiona para que se apruebe lo antes posible un tercer cheque de estímulo y considera que deberá ser de $2,000 dólares.

La demócrata publicó en su cuenta de Twitter que los bancos de alimentos siguen enfrentando problemas para ofrecer productos a la gente que no tiene fondos durante la pandemia de COVID-19.

Además de señalar que los trabajadores esenciales “continúan arriesgando sus propia salud y la de sus familias” por todos los estadounidenses.

“Los dueños de pequeños negocios, desde restaurantes hasta barberías, están siendo afectados”, indica. “Necesitamos un cheque de estímulo de $2,000”.