Una joven en Santiago narró la experiencia que vivió cuando fue V10L4D4 por un hombre que entró a su casa.

La joven dijo que ella vive en una segunda y que el hombre esperó a que ella subiera. El hombre esperó a que ella llegara a la puerta y le dijo que se diera rápido al abrir la puerta.

Ella pensó que el hombre la iba a atracar pero cuando ella abrió la puerta él la empujó hacia dentro y le dijo que se qu1tara la ropa. Ahí el hombre abusó de ella, luego se llevó tres pares de tenis de la joven y un perfume. También se llevó una bocina y el teléfono de la joven.

Antes de irse, el hombre la dejó amarrada con una bata y le quitó los cord0nes a unos tenis y le amarró las manos. La joven se querelló con las autoridades pero estas le dicen que hay que esperar.

En cambio, ella tiene miedo de que él le vuelva a hacer algo peor ya que su agresor anda muy feliz en la calle.

Sin duda alguna que la delincuencia en este país está incontrolable y quienes cometen estos hechos lo hacen como si nada, porque lamentablemente no tenemos un sistema que responda.