Lo sepultó en la sala de su casa

Un sujeto le quitó la vida a su amigo y lo enterró en su propia casa, por lo que las autoridades del Estado de México le siguieron la pista.

Llegar hasta el lugar, fue el resultado del trabajo de investigación de un grupo de especialistas de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

Los hechos comenzaron en enero pasado, cuando se reportó la desaparición de un hombre identificado como Omar Rafael “G”, en el municipio de Tlalnepantla, quien había salido a beber con unos amigos, pero ya no regresó a casa.

De inmediato los investigadores dieron apoyo a la familia y comenzaron a buscar a la víctima.

Imágenes obtenidas de cámaras de seguridad ubicadas en la calle, aunque no son del todo claras, sirvieron a los investigadores para comprobar que ahí había estado la persona que buscaban.

Con los testimonios y los datos recabados, los investigadores solicitaron una orden de cateo para entrar al inmueble. Mientras se las otorgaban, se enviaron agentes para vigilar la zona.

Una vez que tuvieron la orden, los investigadores con apoyo de un perro entrenado en la búsqueda de cuerpos llegaron al domicilio del hombre quien continuaba su vida de forma normal.

Dentro del domicilio, el can les dio la alerta detrás de una pequeña construcción que, según les dijo el hombre, era el inicio de una banda que estaba haciendo con concreto.

Fue entonces que se pidió la intervención de los bomberos quienes comenzaron a destruir el cemento y ahí hallaron al hombre que estaban buscando.