Varios médicos del hospital Marcelino Vélez Santana expresaron su satisfacción tras recibir la primera dosisde la vacuna contra el COVID-19 y manifestaron que no han tenido síntomas.

La primera persona en ser vacunada en este centro de salud, ubicado en Santo Domingo Oeste, fue la doctora intensivista Ingrid Herrera, quien dijo sentirse bien y que la dosis no le causó ningún efecto secundario.

“No siento nada, no hay dolor, no me duele el brazo y no tengo ningún síntoma”, explicó Herrera.