Un helicóptero privado que transportaba un corazón donado al Hospital Keck, en Los Ángeles, California, se estrelló en la azotea del centro de salud. Por el accidente hay un herido.

Según informó el Departamento de Bomberos de la ciudad, la aeronave se disponía a aterrizar en el helipuerto, ya que trasladaba un corazón que sería trasplantado a un paciente de este nosocomio.

En el helicóptero viajaban tres personas y todas lograron salir de la nave sin problemas. Solamente el piloto sufrió heridas leves.

Doble incidente
A pesar de la emergencia, doctores, enfermeras y parte de la tripulación lograron rescatar el órgano, mismo que le fue entregado a un médico para que lo llevara de inmediato a la sala de operaciones en donde se llevaría a cabo la cirugía.

Para hacer más dramática la situación, este doctor tropezó con una placa de metal, lo que provocó que el contenedor donde iba el órgano cayera al suelo. Rápidamente, lo auxiliaron y salvaron el corazón para trasplantarlo.

Horas más tarde, el hospital confirmó que este llegó sano y salvo a la sala de cirugías y que el paciente ya estaba listo para ingresar a la operación.

De acuerdo con las imágenes que se difundieron, el helicóptero se volcó de un lado sobre la azotea, no muy lejos del borde del edificio. Las autoridades informaron que no hubo fuego ni fugas significativas de combustible. Por el momento, se están investigando las causas del accidente.