Se ha vuelto viral en las redes sociales el momento en que un prestamista y un cliente se confrontan, para no pagarle se inventó que estaba en Santiago, cuando este lo llamó, pero estaba bebiendo junto a una mujer.