Hoy en el día mundial del riñón, te daremos consejos que son esenciales para el buen funcionamiento de los riñones, La alimentación es un papel importante en el funcionamiento de estos.

Es habitual escuchar a las personas decir que tiene piedra en los riñones, que es lo mismo a su nombre médico litos. Las molestias que provocan llegan al sufrimiento y las recomendaciones habituales es dejar de tomar refrescos, si bien es cierto que esta bebida tiene más contras que beneficios; también lo es que no es la única responsable de este mal de la salud.

La rutina alimenticia dependerá del tipo de piedra que se tenga y según la doctora Erika Pérez, especializada en nutrición, los más frecuentes de litos renales son el oxalato de calcio y ácido úrico, pero también estan fosfato de calcio, cistina y estruvita. La buena hidratación y el bajo consumo de sal son los principales factores para evitar las piedras en los riñones.

La doctora detalla algunos consejos básicos que te servirán para orientarte, sin embargo, no te olvides de consultar a tu médico al respecto: Hidratación. El aumento del consumo de agua puede disminuir la producción de piedras en los riñones, sin importar el tipo que se tenga. Oxalato de calcio.

Los alimentos como las espinacas y las nueces, entre ellas el maní, son ricos en oxalato, de manera que si tienes este tipo de litos deberías reducir el consumo de este tipo de alimentos. Sodio.

La doctora explica en su cápsula semanal Comer Conciencia, que hay que reducir el consumo de sodio, ya que el exceso de éste aumenta la excreción de calcio en la orina y la producción de piedras renales. El sodio se encuentra muy presente en los productos conservados, preempacados y enlatados. Acido úrico. Se encuentra principalmente en el alcohol como la cerveza y el vino; además de las vísceras animal (mondongo, hígado, entre otros) >center