¿Usar la mascarilla tipo N95 es mejor que la de tela?

Muchos conocedores del tema salud hacen la recomendación de reforzar la protección contra la famosa variante ómicron del coronavirus, la cual se considera muy contagiosa, con el uso de mascarillas más efectivas como las N95 o KN95.

Seguir esas recomendaciones actualmente que los sistemas médicos están presionados y las personas pueden verse en situaciones de alto riesgo, como la permanencia en entornos multitudinarios y cerrados por períodos largos, dijo Linsey Marr, que estudia virus en el Tecnológico de Virginia.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades actualizaron actualmente sus directrices y recomendaron las mascarillas utilizadas por los trabajadores de salud, pero también hicieron llaman a escoger una que se ajuste bien a tu cara y utilizarla de manera continua al estar en publico.

“Nuestro principal mensaje sigue siendo que cualquier mascarilla es mejor que ninguna”, dijo Kristen Nordlund, portavoz de los CDC, en un comunicado.

Antes, la agencia había dicho que las mascarillas N95 debían estar reservadas sólo para los trabajadores médicos debido a la escasez en su suministro. Existe una categoría especial de mascarilla “quirúrgica N95” que por lo general no está disponible para su venta al público, y según los CDC debe continuar reservada para los hospitales y consultorios médicos.

Las mascarillas N95 se ajustan mejor a la cara que las de tela y están fabricadas con un material diseñado para bloquear 95% de las partículas dañinas. Las fibras están más cerradas que las de las mascarillas de tela y tienen una carga electrostática que atrae a las moléculas para que se peguen al cubrebocas sin atravesarlo.

Las KN95 y KF94 ofrecen un nivel similar de protección. Una lista completa de mascarillas que cumplen una norma de calidad internacional está disponible en la página web de los CDC.

Sin embargo, hay que tener cuidado al adquirirlas. El mercado de falsificaciones es enorme, y aproximadamente el 60% de las KN95 en Estados Unidos son de imitación y no cumplen con los estándares de calidad, según los CDC.

Es difícil distinguir a simple vista si una mascarilla es pirata, por lo que los expertos recomiendan comprarlas con vendedores de prestigio. Project N95 es un vendedor conocido de marcas autorizadas, y Marr dice que ella compra mascarillas a proveedores industriales como Grainger o McMaster-Carr.

Si a usted le molesta el uso de ciertas N95 por períodos prolongados, los expertos recomiendan examinar los diseños y estilos disponibles para ver cuál le funciona mejor.